El periodista venezolano Eligio Rojas abordó esta semana la presunta liberación de Wilfrido de Jesús Torres Gómez, alias «Necoclí», quien fue capturado por la justicia venezolana el pasado marzo de 2019 en la ciudad de Valencia (Carabobo), según informara en su momento el para entonces vicepresidente para la Comunicación Jorge Rodríguez. 

La detención de Torres Gómez fue ejecutada por el División de Investigaciones de Interpol, base Carabobo; posteriormente, fue presentado ante el Tribunal 31° de Control de Caracas donde decretaron privativa de libertad y remitieron el expediente a la Sala Penal. Al presentarlo a la opinión pública, Rodríguez afirmó que se trataba de “uno de los jefes de sicarios ingresados por la ultraderecha desde Colombia”.

Alias «Necoclí» es el líder de la banda paramilitar colombiana Los Rastrojos, que opera en la frontera colombovenezolana y al norte del departamento de Santander (Colombia). Esta organización criminal se dedica al homicidio, narcotráfico, fabricación, tráfico o porte de armas de fuego, y en el año 2019 se conoció de su filiación con Juan Guaidó y facciones políticas de la derecha venezolana. 

Fuentes vinculadas a servicios de seguridad, afirmó Eligio Rojas, aseguran que Torres Gómez habría sido liberado hace aproximadamente 2 semanas; estaba recluido en el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) desde el momento de su aprehensión. 

Luego de su presunta liberación, alias «Necoclí» habría sido visto ya en territorio colombiano, al norte de Santander, departamento colindante con el estado Táchira (Venezuela). 

Proceso penal de alias «Necoclí», líder de Los Rastrojos 

Freddy Bernal, protector del estado Táchira para marzo de 2019, momento en que se realizó la captura de alias «Necoclí», realizó el anuncio al país de este delincuente. De acuerdo a su exposición, Bernal estaba designado como líder de un grupo especial de cuerpos de seguridad que le hacía seguimiento a la organización criminal en la entidad fronteriza. 

Bernal reveló ante los medios de comunicación que el celular incautado a alias «Necoclí» al momento de su aprehensión tenía entre sus contactos el nombre de Roberto Marrero, quien era el secretario privado de Juan Guaidó, diputado para ese entonces. 

Alias «Necoclí» fue detenido por la División de Investigaciones de Interpol porque sobre él pesaba una notificación azul, emitida por el sistema de justicia colombiano, que lo estaba solicitando para ser juzgado por crímenes cometidos en el vecino país. Dicha notificación implica que cualquiera de los 190 países adscritos a la Interpol, está en la obligación de informas sobre la ubicación y las características delos movimientos del sujeto solicitado. 

Según la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Torres Gómez sería el máximo cabecilla de Los Rastrojos; esta información es la que reposa en el expediente de Interpol.

Los Rastrojos, recordemos, fueron quienes ejecutaron el traslado de Juan Guaidó el 22 de febrero de 2019, fecha en la que el parlamentario asistiría al concierto ‘Venezuela Aid Live’, realizado en Colombia. Se organizó el recorrido desde Palmita (El Vigía), pasando por Coloncito, La Fría y Guaramito hasta llegar a El Paraíso. Se acordó que ese día 22 de febrero los paramilitares organizarían disturbios violentos en Boca de Grita, Ureña, como una forma de desviar la atención y garantizar el desarrollo del traslado de Guaidó.

El operativo de traslado recibió el nombre de «Operación Candado», pues en todos los pueblos por donde iban pasando se decretaba toque de queda. Los paramilitares se tomaron varias fotografías con Guaidó. Al llegar al destino final, este habría sido recibido por el alcalde colombiano Henry Manuel Valero para trasladarlo en un helicóptero hasta una cancha donde se reuniría presuntamente con representantes del Gobierno de Colombia.

Las fotografías se hacen públicas porque quien las tomó, Iván Posso Pedroso, fue detenido por las autoridades venezolanas en un operativo realizado en el estado Zulia y las tenía en su teléfono celular. Estas fueron mostradas al país por el entonces vicepresidente para la Comunicación, Jorge Rodríguez. 

La Sala Penal del TSJ también publicó, en la sentencia del caso, que la audiencia de presentación de alias «Necoclí» se celebró el 21 de marzo de 2019, en Caracas. Allí, el Ministerio Público planteó el inicio del proceso de extradición, porque su detención obedecía a la petición de Colombia a través de la Interpol. No se solicitó, entonces, procesar penalmente a Torres Gómez en Venezuela por presuntos delitos cometidos en el territorio nacional, como anunciara Bernal en su presentación de la detención a los medios de comunicación. 

El 2 de abril de ese mismo año, el caso de alias «Necoclí» llegó a la Sala Penal, y a partir de ese momento los magistrados inician la evaluación. Entre las múltiples diligencias del organismo, destaca la notificación al Fiscal General de la República, Tarek William Saab, sobre el proceso en curso, así como la notificación al director del Saime, Gustavo Vizcaíno, en la que se le solicita informe sobre el estatus de Torres Gómez y si sobre él cursa algún proceso administrativo de los referidos en la ley venezolana de extranjería.

La solicitud hecha a Vizcaíno está vinculada a una cédula de identidad que portaba Torres Gómez al momento de su detención. Dicho documento de identificación tenía el nombre de Luis Eduardo Picón Gómez que, según la página oficial del Consejo Nacional Electoral, sería residente del municipio Catatumbo del estado Zulia. 

El TSJ advierte que no consta en el expediente la solicitud formal de extradición que debiera haber hecho Colombia, una vez se notificó de la captura del delincuente con alerta azul. Asimismo, alerta sobre la posible liberación de alias «Necoclí» de no presentarse la documentación correspondiente por parte del gobierno colombiano en los 90 días siguientes. 

Según lo recogido por Eligio Rojas en su investigación, el gobierno de Iván Duque, que no reconoce al presidente Nicolás Maduro como Mandatario nacional venezolano sino a Juan Guaidó tras su autoproclamación, habría hecho caso omiso a las notificaciones enviadas por la cancillería al vecino país y, al ignorar el proceso penal que enfrentaría el delincuente solicitado por ellos mismos, no enviaron ningún documento para ejecutar el traslado de alias «Necoclí» desde Caracas. «Enviar un documento de esa naturaleza significaría el reconocimiento tácito de Iván Duque a la presidencia de Nicolás Maduro, porque en la extradición intervienen al menos los Poderes Ejecutivos de ambos países, pero también el Poder Judicial tanto de Colombia, en este caso, como de Venezuela», fustigó Rojas. 

Extraoficial 

Hace 15 días aproximadamente fue visto en Cúcuta (Colombia) alias «Necoclí», en una reunión con sus presuntos lugartenientes, cuyo motivo sería el reimpulso de la organización criminal Los Rastrojos que como ya se ha dicho conduce Torres Gómez, desde 2016. Otro punto que se habría tratado en esa reunión, refirió Rojas, fue el respaldo al paro armado que se desarrolla en Colombia, impulsado por la organización delincuencial Clan del Golfo. 

La lamentable situación en el vecino país con el grupo Clan del Golfo, que tiene a la población encerrada por toques de queda decretados por los criminales, es en protesta por la extradición del cabecilla de la banda Dairo Antonio Úsuga David, alias «Otoniel», hacia los Estados Unidos, donde será procesado penalmente. 

Según las investigaciones de organismos oficiales en Colombia, 211 municipios se están viendo severamente afectados por las acciones criminales del Clan del Golfo y su paro armado. Las imágenes de la situación violenta en este territorio controlado por los paramilitares le han dado la vuelta al mundo. 

Los Rastrojos, entonces, estarían respaldando al Clan del Golfo al norte de Santander, frontera con Venezuela.

(LaIguana.TV)

VTV CANAL 8 в Twitter: „#EnFotos📸 | El operador financiero del estado  mayor terrorista, Juan Planchart y el terrorista paramilitar, alias "Necoclí"  jefe de "Los Rastrojos", fueron capturados por las agresiones criminales

Comentarios Facebook