Un nuevo reporte del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) de Colombia denunció el asesinato del líder social Alexander Espinosa Valencia en el municipio de Tuluá, Valle del Cauca.

De acuerdo con el reporte, Espinosa Valencia era el actual presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda el Retiro, ubicada en el municipio de Tuluá.

Tras el crimen, la Defensoría del Pueblo emitió una alerta temprana en el municipio de la región central del Valle, donde ya habían indicios de inminente riesgo de atentados contra la vida de la población civil.

El organismo del Estado también dio a conocer a los grupos criminales que operan en la zona: Compañía Adán Izquierdo del Comando Coordinador de Occidente; ‘Los de la Inmaculada’, ‘Asoagrín de la Cruz’ y ‘Los Flacos’. Estas últimas tres son catalogadas como bandas de carácter local. 

Con el crimen en Tuluá suman 76 los líderes sociales o de defensores de derechos humanos asesinados en Colombia durante el curso de 2022, de acuerdo con la estadística de Indepaz. 

En un segundo asesinato, registrado este 15 de mayo en el Valle del Cauca en el municipio de Buga, fue ultimado Didimo Hernán Rodas, adulto mayor que integraba una asociación de campesinos productores.

Según las versiones preliminares de las autoridades la víctima fue degollada. Hasta el momento no se conoce los móviles ni posibles responsables de este brutal homicidio. 

Este crimen no ha sido contabilizado por Indepaz, que previamente reportó también el crimen de Edgar Quintero en el municipio de Santander de Quilichao (Cauca), quien fue ultimado en su vivienda durante la madrugada en la vereda Lomitas.

La víctima era presidente de la Junta de Acción Comunal (JAC) en esa territorio y lideraba varios procesos relacionados a la implementación del Acuerdo de Paz.

(teleSUR)

 

Comentarios Facebook