El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) subió este lunes un 3,4 % y cerró en 114,20 dólares el barril, continuando la racha alcista de las últimas tres sesiones y que comenzó el pasado miércoles por el impulso renovado de la Unión Europea (UE) en la idea de imponer un veto al petróleo ruso y después de que Finlandia manifestara su voluntad de adherirse a la OTAN.

Al finalizar las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en junio ganaron 3,71 dólares con respecto al cierre anterior.

Tras arrancar a la baja después de una oleada de ventas atribuida por algunos analistas a un deseo de recoger los beneficios de las semana pasada, el precio del oro negro volvió a dispararse.

Esta subida coincide con el anuncio del fin progresivo de las restricciones en China, que se había convertido en las últimas semanas el principal factor bajista del precio.

Shanghái planea que la vida en la ciudad recobre «totalmente» la «normalidad» antes de finales de junio, anunciaron hoy sus autoridades tras mes y medio -en algunas zonas, más de dos meses- de estricto confinamiento ante su peor brote de covid desde el inicio de la pandemia.

Por otra parte, los contratos de futuros de gasolina con vencimiento en junio ganaron 6 centavos, hasta 4,02 dólares el galón, y los de gas natural para ese mismo mes subieron 29 centavos, hasta 7,95 dólares por cada mil pies cúbicos.

(EFE)

Comentarios Facebook