La empresa energética italiana ENI inició la apertura de dos cuentas temporales en Gazprombank, una en euros y otra en rublos, para pagar por el gas ruso. 

«Debido a que la fecha de los pagos por el gas fue establecida para los próximos días, ENI inició el proceso de la apertura temporal de dos cuentas corrientes en Gazprombank como medida de precaución», dice el mensaje, precisando que una cuenta será en rublos y la otra en euros. 

ENI destaca que la decisión fue tomada tras «la demanda unilateral» de la rusa Gazprom Export de cambiar los contratos vigentes entre las partes en concordancia con el nuevo procedimiento de pago establecido por Rusia. 

«A pesar de que ENI ha rechazado las modificaciones, la compañía tiene la intención de abrir dos cuentas sin daño a sus derechos contractuales, los cuales todavía prevén pagos en euros», agrega el comunicado. 

La nota precisa que la medida fue acordada con las autoridades italianas y sigue en concordancia con el sistema actual de sanciones antirrusas de la UE. 

La compañía añadió que cualquier riesgo y gasto posibles asociados con el nuevo procedimiento de pago, correrán a cargo de la rusa Gazprom Export. 

ENI destacó que las autoridades rusas y la compañía Gazprom Export confirmaron que la facturación y el pago se seguirán realizando en euros. La conversión de la suma del pago en rublos será realizada en la Bolsa de Moscú en un plazo de 48 horas sin intervención del Banco Central ruso. 

El presidente ruso, Vladímir Putin, anunció el 23 de marzo que los países a los que Moscú califica de hostiles, entre ellos los 27 miembros de la Unión Europea, tendrán que pagar en rublos el gas ruso y pidió al Banco Central y al Gabinete de Ministros determinar el procedimiento para realizar esas transacciones. 

De acuerdo con el decreto presidencial emitido a finales de marzo, las empresas de estos países tienen que solicitar la apertura de las cuentas en rublos en el banco ruso Gazprombank. Podrán abonar las sumas correspondientes a los suministros del gas en sus monedas nacionales, tal y como lo estipulan los contratos actuales, y el banco, a su vez, las convertirá en rublos según el cambio de la bolsa de Moscú. 

A partir del 1 de abril, Rusia interpreta como incumplimiento de los compromisos contractuales la negativa de Estados hostiles a pagar los suministros en rublos. 

El 27 de abril, el gigante energético ruso Gazprom suspendió por completo el suministro de gas a las compañías Bulgargaz (Bulgaria) y PGNiG (Polonia) por su negativa a efectuar los pagos en rublos. La Unión Europea tachó de «chantaje» esta medida. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook