Un Model 3 de Tesla fue modificado por un colectivo de ingenieros alemanes hasta ser transformado en una especie de tanque todoterreno.

Hasta seis toneladas pesa este automóvil que corre sobre dos sistemas de tracción de oruga de 1,3 toneladas cada uno. El resultado: un impactante vehículo que podría aplastar todo lo que encuentre a su paso y podría superar prácticamente cualquier superficie.

Con una estructura similar a un tanque, este modelo totalmente eléctrico se ha convertido en una sensación en internet, al punto de que ya muchos le han hecho llegar el diseño al empresario sudafricano Elon Musk, dueño de Tesla.

La modificación del Model 3 fue realizada por un grupo alemán de ingeniería automotriz llamado The Real Life Guys, en cuyo canal de YouTube presumen sus vehículos reconstruidos.

Para modificar este Tesla fue necesaria la instalación de 12 amortiguadores de gran tamaño. Sin ellos, el vehículo no sería todoterreno.

Según sus creadores alemanes, el vehículo se eleva a 80 centímetros sobre el nivel del suelo, y su potencia es tanta que es capaz de atravesar casi cualquier trinchera o muro que tenga enfrente.

En las imágenes compartidas en YouTube se observa buena parte del proceso al que fue sometido el Model 3 para convertirse en un monstruo que parece diseñado para los conflictos bélicos.

(Sputnik)

Comentarios Facebook