El presidente de Irán, Seyed Ebrahim Raisi, deja claro que es “definitiva” la venganza por la sangre derramada del militar iraní Hasan Sayad Jodayi.

En declaraciones ofrecidas este lunes en el aeropuerto de Mehrabad antes de partir de Teherán rumbo a Omán, el jefe del Gobierno del país persa ha asegurado que la arrogancia mundial está implicada en este asesinato y ha urgido a investigar el asunto.

“[Dicho atentado] demuestra la desesperación de los que fueron derrotados en el campo de batalla por los defensores del santuario [de la Hazrat Zeinab, la nieta del Profeta del Islam, el Hazrat Mohamad (la paz sea con él), en Siria]”, ha dicho el mandatario.

Hasan Sayad Jodayi, coronel de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, fue asesinado el domingo a tiros cerca de su casa por dos terroristas en motocicletas en el este de Teherán (capital).

El CGRI afirmó que su militar “fue blanco de un crimen terrorista contrarrevolucionario y los elementos asociados a la arrogancia global”.

(HispanTV)

Comentarios Facebook