Un venezolano vendió su casa, moto y demás pertenencias que tenía en Margarita para buscar un mejor futuro y partir a Bogotá, Colombia, donde se dedica al comercio informal de churros en la plaza Bolívar de la capital neogranadina. 

El comunicador e investigador Daniel Quintero publicó el testimonio de Álvaro Mata, quien actualmente tiene 8 meses residenciado en la mencionada ciudad colombiana después de dejar su tierra natal en Margarita, estado Nueva Esparta.

“Como todo venezolano que llega aquí a Colombia, a Bogotá, está vendiendo tinto, café. Vendí arepas con mi hermana, luego me puse a vender con un carrito de una señora que me pagaba un porcentaje de ventas”, contó.

Explicó que en Margarita trabajó siempre como chofer y recordó que en las elecciones presidenciales cuando el comandante Hugo Chávez se impuso ante Henrique Capriles él estaba saliendo del Hotel Dunes tras disfrutar un fin de semana con su esposa.  

Acotó que para entonces con el sueldo que devengaba y con las tarjetas de crédito se podía pagar unos días de disfrute en un establecimiento como el referido. 

Sin embargo, narró que tuvieron que vender la vivienda, entre otros, para poder costear los gastos de pasajes con destino al vecino país y también para contar con algo de recursos mientras se estabilizan en su nuevo hogar. 

Ahora en Colombia están alquilados y aunque le causa cierta inseguridad no contar con vivienda propia expresó conmovido que: “Para nadie ningún comienzo es fácil y las esperanzas son regresar al país, regresar a mi Margarita, extraño a mi gente”. 

«El trabajo dignifica pero dejó todo por un futuro incierto. La guerra aplicada a Venezuela ha sido la forma más sofisticada de manipular la mente humana», comentó Quintero. 

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook