El jefe de la administración cívico-militar de la región ucraniana de Jersón, Vladimir Saldo, indicó que desde hoy en ese territorio circularán dos monedas, la grivna nacional y el rublo ruso.  

“El 23 de mayo se introduce oficialmente una zona bimonetaria en la región: el rublo se utilizará junto con la grivna”, indicó el funcionario en una sesión informativa, cuya intervención fue publicada en su canal de Telegram. Indicó que de tal forma las empresas instaladas en la región pueden poner precios en ambas monedas. Informó que el tipo de cambio se establece en 2 rublos por una grivna. 

El pasado 11 de mayo, el jefe adjunto de la administración militar y civil de Jersón, Kiril Stremoúsov, manifestó que las autoridades locales solicitarán al presidente ruso, Vladimir Putin, la incorporación del territorio a la nación euroasiática. 

“El referendo celebrado de forma perfectamente legítima en Crimea no fue acogido por la comunidad internacional, que ha hecho todo lo posible por no considerar a Rusia como un sujeto de pleno derecho de la comunidad mundial”, recordó en conferencia de prensa este miércoles. 

Stremoúsov señaló que la intención es solicitarle al mandatario ruso la introducción de esa región como sujeto de pleno derecho de la Federación de Rusia para finales de año, a partir de una base legislativa que están preparando y que justifique la propuesta. 

Por ahora, de acuerdo con nuestros planes, la región de Jersón funciona según las decisiones de la administración militar y civil, y a finales de año se tomará una decisión sobre cómo vamos a existir, subrayó. 

Sobre tales declaraciones, el portavoz presidencial ruso, Dmitri Peskov, manifestó a la prensa este miércoles que los residentes de esa región ucraniana deben decidir por sí mismos si solicitan o no que su territorio se incorpore a Rusia. Apuntó además que tal posibilidad debe tener una clara justificación legal. 

“Por supuesto, si va a existir o no una solicitud deben decidirlo los residentes de la región de Jersón, y los residentes de la región de Jersón también deben decidir su destino”, comentó el alto funcionario. 

El jefe de la oficina de prensa del Kremlin advirtió que “este es un asunto que debe ser comprobado y evaluado de forma clara y exhaustiva por expertos jurídicos”.  

Una decisión tan trascendental debe tener un trasfondo jurídico absolutamente claro, una justificación legal, ser absolutamente legítima, como lo fue en el caso de Crimea, dijo Peskov. 

(Prensa Latina)  

Comentarios Facebook