«Esto no es inevitable, los niños no tuvieron mala suerte. Esto no ocurre en ningún sitio más, excepto en Estados Unidos. Es una elección, es nuestra elección dejar que esto continúe». Así se ha expresado este miércoles el senador demócrata Chris Murphy, que ha pronunciado un discurso repleto de críticas tras el tiroteo en Texas en una escuela de primaria y reclamando a los políticos tomar medidas concretas para evitar más violencia.

La masacre en el estado texano ha dejado 19 niños y dos adultos muertos, el más mortífero desde el tiroteo de Sandy Hook, en Conneticut en 2012, donde murieron 20 niños y seis adultos. Murphy es un senador que representa a Connecticut y ha lamentado que días después del tiroteo contra afroamericanos en un supermercado, se ha producido «un nuevo Sandy Hook».

«¿Qué estamos haciendo? Tenemos más tiroteos masivos que días en el año. Nuestros hijos viven con miedo porque piensan que van a ser los siguientes», ha apuntado. Posteriormente, se ha dirigido a sus compañeros de la Cámara Alta y ha aseverado: «¿Por qué has pasado todo ese tiempo intentando llegar al Senado de EEUU, por todas las dificultades para alcanzar este trabajo y ponerte a ti mismo en una posición de autoridad si tu respuesta a que las matanzas crezcan y a que tus hijos corran por sus vidas es ninguna», ha criticado Murphy.

En este contexto, el senador ha recalcado que los tiroteos «no son inevitables» y ha añadido que «los niños no tuvieron mala suerte». «Es lo que tenemos en este país, en ningún sitio más. Los niños no van al colegio pensando que les van a disparar ese día. No ocurre en ningún sitio más, excepto en Estados Unidos. Es una elección, es nuestra elección dejar que esto continúe», ha aseverado Murphy.

En senador demócrata ha finalizado su intervención rogando a sus colegas «encontrar una manera de aprobar leyes que hagan que esto sea menos probable».

(El Peródico)

Comentarios Facebook