Ernesto Javier Sierra Dávila (40), presunto cabecilla de la banda que habría secuestrado a la joven Franyeli Guerrero en Barinas, murió este miércoles 25 de mayo en la Autopista Regional del Centro, a la altura del kilómetro 93, sector San Mateo del estado Aragua. 

De acuerdo con el reporte del periodista de la fuente de sucesos Delmiro De Barrio, el hecho habría ocurrido cuando comisiones de la División Contra Secuestro del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) trasladaban al detenido a Caracas.

De Barrio reseñó en su cuenta en la red social Twitter que Sierra Dávila, presuntamente, trató de usar la cadena de las esposas que llevaba puestas para sujetar por el cuello al conductor de la unidad policial, situación que habría ocasionado que el conductor perdiera el control del vehículo, impactara contra un camión de carga y se saliera de la vía. 

“Acto seguido, el detenido despojó del arma de reglamento a uno de los funcionarios que lo trasladaban, así emprendió la huida y disparó contra los funcionarios del Cicpc, lo que generó un breve intercambio de disparos, resultando herido el detenido y falleciendo al ingresar al centro médico”, acotó el comunicador. 

Secuestro de Guerrero 

De acuerdo con el periodista Eligio Rojas, Sierra Dávila es un exfuncionario del Cicpc y dueño de la finca La Corraleja, ubicada en Libertad de Barinas. Además de su presunta participación como uno de los planeadores del secuestro de la joven de 24 años, igualmente estaba actuando en las negociaciones para la entrega del dinero exigido por el grupo delictivo a cambio de liberar a Guerrero.  

La cifra pasaba de los 500 mil dólares, de acuerdo a las investigaciones iniciales que fueron citas por Rojas. 

El ministro de Interiores, Justicia y Paz, Remigio Ceballos, informó el pasado jueves sobre el rescate de Guerrero y la detención de cuatro personas. 

Frenyeli Guerrero residía en Bum Bum, a 70 kilómetros de la ciudad de Barinas, desde donde se desplazó en su vehículo aquel 30 de diciembre de 2021. La joven viajó a la capital barinesa para hacerse las uñas en un local ubicado en el centro comercial de Alto Barinas. Al salir de allí fue raptada. 

(Laiguana.TV) 

Comentarios Facebook