En opinión de Diosdado Cabello, primer vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela, el presidente estadounidense, Joe Biden, manipuló los propósitos de la Cumbre de las Américas para convertirla en un espacio de encuentro en el que solo concurrirán países amigos de Washington. 

«Se ha tratado de meterle un borrador a la Cumbre de las Américas para convertirla en una reunión de amigos, de compañeros con un mismo propósito», externó Cabello este lunes en la rueda de prensa semanal de la tolda roja.

El también diputado celebró que algunos países criticaran la conducta de la Casa Blanca y manifestaran públicamente que no acudirán, si bien echó en falta que otros mecanismos de integración regional distintos a la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (ALBA), como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) o la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) carecieran de la «fuerza» para oponerse a la agenda estadounidense.

«Estados Unidos no puede seguir imponiéndole su capricho al resto de los países y menos en temas de unión nacional, en temas de unión de los pueblos. No debe permitírsele eso a los Estados Unidos», opinó.

Empero, el dirigente socialista aclaró que comprende la situación particular de las naciones que, a pesar de los cuestionamientos, de todos modos participarán del encuentro que se celebrará en Los Ángeles entre el 6 y el 10 de junio, pero advirtió que el criterio excluyente que aplicó la administración Biden sienta un mal precedente.

«Hay países que tienen su propia realidad. Y los entendemos, nosotros los entendemos en verdad, pero es el alerta: que un día no vamos a convocar a esta Cumbre y la voy a llamar ‘de las Américas’, si no son los que a mí me interesan», aseguró.

De otra parte, Cabello recordó que esta política de exclusiones y chantajes no es nueva, pues ya se ha implementado para intentar aislar a Venezuela en la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Grupo de Lima.

«¿Quiénes estaban en el Grupo de Lima? Aquellos que cada vez que se hablaba de Venezuela para atacarla, levantaban la mano. Dejaron fuera del Grupo de Lima en la OEA a aquellos que tenían algún gesto de neutralidad o de simpatía hacia nuestro país», refirió.

Sin embargo, subrayó que estas prácticas están destinadas a fracasar y los organismos que las practican, acaban por desaparecer, «siempre y cuando los pueblos tengan alternativas de inclusión, de unión entre ellos».

En ese orden, aseveró que la recientemente celebrada Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del ALBA cayó «como anillo al dedo» y fue «extremadamente oportuna» para plantar cara a la Cumbre de las Américas organizada por Estados Unidos.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook