Este martes 7 de junio el fiscal general colombiano, Francisco Barbosa, y el director de la Policía Nacional de Colombia, general Jorge Luis Vargas, revelaron nuevos detalles referentes a las investigaciones que se adelantan en torno al asesinato del fiscal paraguayo Marcelo Pecci, ocurrido el pasado 10 de mayo en la playa de Barú, ubicada en Cartagena.

Durante una rueda de prensa, ambos funcionarios informaron que, por este hecho, ya han sido detenidas cinco personas presuntamente implicadas en el homicidio. Estas habrían sido aprehendidas el pasado viernes 3 de junio en la ciudad de Medellín.

Según Barbosa, las redes sociales habrían sido claves para la materialización del crimen. Destacó que, debido a las recurrentes publicaciones del fiscal en las distintas plataformas interactivas, en las cuales mostraba y manifestaba que se hallaba de luna de miel con su esposa en Cartagena, los sicarios pudieron idear un plan de ataque.

«Aquí hay un tema fundamental: publicar en redes sociales sin responsabilidad puede convertirse en un arma letal. Los delincuentes manifestaron que en muchas ocasiones estuvieron perdidos, pero que gracias a las redes sociales lograron la ubicación del fiscal Pecci», señaló Barbosa.

El fiscal general indicó a su vez que, durante las investigaciones, se han efectuado 27 entrevistas, se han analizado 10 redes sociales y se han realizado estudios de 20 ubicaciones y de 200 elementos probatorios. También se habría hecho el análisis de 120 horas de video y de información técnica de 40 antenas. Igualmente, se habrían interceptado 67 líneas telefónicas.

«La recolección de los elementos materiales probatorios, como videos de cámaras de seguridad, de celulares y declaraciones de testigos, nos permitió registrar los movimientos de estos delincuentes en tiempo real», precisó el funcionario.

De acuerdo al fiscal, cuatro de los detenidos aceptaron los cargos que se les imputaron. No obstante, los cargos no fueron aceptados por el ciudadano Francisco Luis Correa, acusado de ser el presunto determinador y financista del asesinato. Estos próximamente serán trasladados a la ciudad de Bogotá.

En los interrogatorios los acusados habrían revelado además que, por el crimen del fiscal Pecci, les pagaron aproximadamente 500 mil dólares. Barbosa finalmente señaló que solo faltaría identificar a los autores intelectuales del asesinato. Para lograr este objetivo estarían trabajando en coordinación con las autoridades paraguayas.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook