El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha pedido a Grecia que deje de militarizar las islas del mar Egeo durante un discurso pronunciado este jueves en la provincia turca de Esmirna, informa la Agencia Anadolu.

«Grecia está actuando como si estuviera haciendo paradas turísticas en las islas del Egeo», declaró el mandatario, advirtiendo al primer ministro de ese país, Kyriakos Mitsotakis, que tales movimientos no le llevarán a ninguna parte.

En este sentido, Erdogan afirmó que algunos políticos griegos intentan seguir manteniendo su relevancia con palabras y acciones que —en su opinión— «están divorciadas de la realidad» y van en contra de la lógica y de la ley.

«Serán responsables ante la historia»

«Aquellos que desperdician los recursos, las energías y el tiempo de su país con sueños que nunca pueden proporcionar sin duda serán responsables ante la historia», continuó. «En esta ocasión, una vez más hacemos un llamado a Grecia para que detenga la militarización de las islas [del Egeo] con estatus no militar y actúe de acuerdo con los acuerdos internacionales. No estoy bromeando, hablo en serio», añadió.

El presidente turco señaló que su país no renunciará a sus derechos en el mar Egeo ni dudará en utilizar sus poderes derivados de los tratados internacionales.

Además, instó a Atenas a abstenerse de «sueños y acciones que resultarán en arrepentimiento, como hace un siglo», en referencia a la Guerra de Independencia de Turquía, que tuvo lugar entre 1919 y 1923, durante la cual se expulsó a las fuerzas griegas de su territorio.

Críticas a la UE

Erdogan también criticó a las instituciones de la Unión Europea por no hacer nada al respecto de las violaciones por parte de Grecia de las sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos al negar varios derechos a la minoría turca que vive en la región griega de Tracia Occidental.

Por otro lado, habló sobre la lucha contra el Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) y las Unidades de Protección Popular (UPP), que Turquía considera grupos terroristas, asegurando que Ankara está implementando esfuerzos para proteger su frontera sur con Siria con una zona segura de 30 kilómetros.

El presidente de Turquía realizó estas declaraciones durante el ejercicio militar EFES-2022, uno de los simulacros planificados más grandes de las Fuerzas Armadas turcas, en el que participaron casi 10.000 efectivos de 37 países distintos.

(RT)

Comentarios Facebook