#LoÚltimo
Ramírez: “Rechazamos violaciones de los derechos de niños y niñas en conflictos armados”
Junio 20, 2015
La Iguana Google Plus

Rafael-ramires-C.jpg

Este jueves, durante el Debate Abierto del Consejo de Seguridad sobre los Niños y Conflictos Armados; el Embajador de la República Bolivariana de Venezuela ante la ONU, Rafel Ramírez, exhortó a las partes al cumplimiento de sus obligaciones para proteger a los niños que en la actualidad viven en situaciones de conflicto.

 

La reunión estuvo conducida por Anifah Aman, Ministro de Relaciones Exteriores de Malasia, y contó con la participación del Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon; la Representante Especial del Secretario General Sobre Niños en Conflictos Armados, Leila Zerrougi y la Sub Directora Ejecutiva de UNICEF, Yonka Brandt.

 

Ramírez refirió al informe emitido por el Secretario General de Naciones Unidas, donde se destaca que durante el año 2014 se registraron múltiples dificultades para garantizar la protección de los niños y niñas que viven en situaciones en conflicto.

 

“El informe del Secretario General y la situación deplorable y trágica de los niños en conflictos armados debe movilizar a las fuerzas morales de la comunidad internacional para detener la escalada militar en los conflictos y proteger con todos los recursos disponibles a las niñas y niños, que son abusados, traumados, secuestrados y asesinados en los mismos” sentenció.

 

Sobre la participaciones de actores no estatales en las situaciones de conflicto armado reiteró que “resulta necesario un genuino compromiso para dejar de estimular a grupos armados y otros actores no estatales con capacidad financiera y o militar cuyo objetivo se orienta a desestabilizar y perpetuar la espiral de violencia”.

 

Ramírez señaló que en el informe presentado por el Secretario General se precisan datos alarmantes sobre la potencia ocupante de Palestina, donde la cifra de niños y niñas asesinados durante el año 2014 alcanzó 557 víctimas, mientras que 4.249 resultaron heridos.

 

“Podemos constatar que la potencia ocupante de palestina violó de forma recurrente al menos tres de los seis criterios utilizados para designar violaciones graves en contra de los niños en situaciones de conflictos armados, y sin embargo, observamos con preocupación que las fuerzas militares responsables de tales actos no fueron incorporados en los Anexos del informe de este año”.

 

El representante venezolano condenó el secuestro de niños y niñas en conflictos armados, como sucede en África y el Medio Oriente, al tiempo que repudió los bombardeos realizados en zonas de alta densidad poblacional, incluyendo centro educativos.

 

Venezuela continuará apoyando los esfuerzos de la comunidad internacional para proteger a los grupos sociales que en la actualidad están sometidos a situaciones de conflicto, especialmente niños, niñas y mujeres.

 

A continuación el discurso de Rafael Ramírez, Representante Permanente de Venezuela ante Naciones Unidas, durante el Debate Abierto del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Niños y Conflicto Armado:

 

Sr. Presidente,

 

En nombre de la República Bolivariana de Venezuela, agradezco al Honorable Ministro de Relaciones Exteriores de Malasia, Anifah Aman, la convocatoria de este debate abierto sobre los Niños y los Conflictos Armados, tema al que mi país asigna especial relevancia, por su impacto hacía el segmento más débil y vulnerable de la humanidad.

 

Queremos agradecer la participación del Secretario General Ban Ki-Moon, así como de la Representante Especial del Secretario General Sobre Niños en Conflictos Armados, Sra. Leila Zerrougi y de la Sub Directora Ejecutiva de UNICEF Sra. Yonka Brandt. Igualmente a  la Sra. Eunice Apio por su testimonio y participación en este debate.

 

Sr. Presidente,

 

Venezuela reitera su categórico rechazo a los abusos y violación del Derecho Internacional Humanitario y al Derecho Internacional de los Derechos Humanos en contra de niños y niñas en conflictos armados y exhorta a las partes a que cumplan con sus obligaciones en virtud del derecho internacional aplicable.

 

El informe del Secretario General sobre Niños y Conflictos Armados que hoy nos ocupa, destaca que en el año 2014 se registraron dificultades sin precedentes para proteger a decenas de millones de niños que viven en situaciones de conflicto. Es desalentador, ver como se compromete el futuro de los niños que hoy viven las atrocidades de la guerra al crecer dentro de la cultura del odio y la violencia.

 

Esto debe llamar la atención de la comunidad internacional para hacer de los niños una prioridad y abordar decididamente las violaciones graves de los derechos del niño.

 

En muchos casos, la vulnerabilidad socio-económica, abusos, intolerancia étnico-religiosa, discriminación, exclusión y violencia en la que se encuentran estos niños y niñas como consecuencia de la guerra, facilita su participación en las hostilidades y acentúa las repercusiones nefastas que los conflictos armados tienen en ellos.

 

El informe del Secretario General y la situación deplorable y trágica de los niños en conflictos armados debe movilizar a las fuerzas morales de la comunidad internacional para detener la escalada militar en los conflictos y proteger con todos los recursos disponibles a las niñas y niños, que son abusados, traumados, secuestrados y asesinados en los mismos.

 

Sr. Presidente,

 

El informe del Secretario General destaca que las mayorías de las violaciones en contra de los niños son cometidas por actores no estatales y que la violencia extrema se intensificó hasta alcanzar niveles sin precedentes.

 

Reiteramos que resulta necesario un genuino compromiso para dejar de estimular a grupos armados y otros actores no estatales con capacidad financiera y o militar cuyo objetivo se orienta a desestabilizar y perpetuar la espiral de violencia.

 

Sr. Presidente

 

En relación a las referencias que sobre Siria, Irak y Yemen que se formulan en el informe, nos preguntamos cuántos niños más deben entregar  sus vidas, y ser martirizados por el terrorismo y la violencia extremista, para que los actores que influyen en las partes en conflicto entiendan la urgencia de trabajar decididamente en la búsqueda de una solución política a esta tragedia, una solución que debe incluir a todas las partes.

 

Sr. Presidente,

 

En el Informe del Secretario General se hace referencia a que “en el 2014, el número de niños palestinos asesinados fue de 557,  lo que representa la tercera cifra más elevada a nivel mundial para ese año y que hubo al menos 4.249 niños y niñas heridas. El número de escuelas que sufrieron daños o quedaron destruidas en el Estado de Palestina durante el 2014, fue de al menos 543, lo que representa el número más elevado de los registrados en todas las situaciones de conflicto armado durante el año en referencia.

 

Podemos constatar que la potencia ocupante de palestina violó de forma recurrente al menos tres de los seis criterios utilizados para designar violaciones graves en contra de los niños en situaciones de conflictos armados, y sin embargo, observamos con preocupación que las fuerzas militares responsables de tales actos no fueron incorporados en los Anexos del informe de este año.

 

Nos preguntamos ¿Qué escala deben alcanzar las graves violaciones cometidas por la potencia ocupante contra los civiles, y en particular niños, para que se considere incluir a los responsables de estas violaciones en los Anexos del Informe del Secretario General?

 

No actuar conforme a las decisiones emanadas por este Consejo sobre el tema, haciendo uso selectivo de los criterios para listar a las partes en los anexos del Secretario General, hace que se desvirtúe el espíritu y propósito de estas resoluciones,  se debilite y ponga en entredicho la transparencia y objetividad del mecanismo que  Naciones Unidas y los Estados Miembros deben asumir respecto del tema.

 

Apoyamos la rendición de cuentas por violaciones cometidas en contra de los niños en conflictos armados, tal como se recomienda en el informe. Nadie puede estar exento. Los Estados tienen la responsabilidad primaria de poner fin a la impunidad y de procesar y sancionar a los responsables de crímenes atroces perpetrados contra los niños.

 

Extendemos a Malasia nuestras felicitaciones por la iniciativa de haber presentado la Resolución que ha sido adoptada unánimemente el día de hoy, la cual nuestro país copatrocina decididamente.  La inclusión del secuestro como parte de los criterios para ser incluido en los Anexos de los Informes del Secretario General, era un aspecto que estaba pendiente y damos la bienvenida a que hoy el tema ha encontrado consenso entre los miembros del Consejo de Seguridad. Hacemos votos por la aplicación efectiva de este documento.  

 

Igualmente repudiamos el bombardeo en zonas densamente pobladas y el uso de armamento prohibido por el Derecho Internacional.

 

Condenamos el secuestro de niños y niñas en conflictos armados tal como sucede en África y Medio Oriente y consideramos que debería ser incluido en la categoría de crímenes abordados por la Corte Penal Internacional.

 

Exhortamos a todas las Partes en conflicto de abstenerse de utilizar escuelas con fines militares y como objetivos de ataque. La utilización de estas instalaciones con propósitos militares socava los derechos humanos de los niños en cuanto a su derecho a la educación y es un acto de intolerancia y barbarie. 

 

Queremos resaltar la consolidación de los avances que han venido registrándose en Colombia en el marco del proceso de paz en curso, en cuanto a la protección y reintegración de los niños afectados por el conflicto en ese hermano país.

 

Para concluir, deseamos manifestar que Venezuela seguirá brindando su decidido apoyo y acompañamiento a los esfuerzos de la comunidad internacional, incluyendo este Consejo de Seguridad,  en la protección y asistencia de los grupos más vulnerables en áreas de conflicto, especialmente a las niñas, niños y mujeres para asegurar su rehabilitación, recuperación física y psicológica y la reintegración a la sociedad.

 

(Nota de Prensa)