fbpx
martes, 28 / 05 / 2024

Foto: Así se ve y a esto se dedica el niño de “La vida es bella” luego de 25 años

Publicado el

¿Alguna vez se ha preguntado qué pasa con la vida de esos niños que actúan en películas que son muy famosas? Acá le contamos qué pasó con el pequeño que apareció en la película italiana ‘La vida es bella’ del cineasta Roberto Benigni, de 1997.

El niño era Giorgio Cantari, quien actualmente tiene 30 años y sigue desenvolviéndose en el mundo del cine.

‘La vida es bella’ se basó en la experiencia real de Rubino Romeo Salmoni, uno de los judíos que sobrevivió al Holocausto. Su testimonio quedó registrado en el libro titulado ‘Al final derroté a Hitler’.

Fue protagonizada por Roberto Benigni, quien hacía el papel de ‘Guido Orefice’; Nicoletta Braschi, que interpretaba a ‘Dora’, la esposa de Benigni; y Giorgio Cantarini, quien hizo el papel del pequeño ‘Giosué’.

Este largometraje muestra lo ocurrido en un campo de concentración del Holocausto desde la perspectiva de ‘Orefice’ y su familia, quienes hacen hasta lo imposible por sobrevivir.

La producción cinematográfica fue galardonada con más de 50 premios internacionales. Entre ellos están tres premios Óscar, el Gran Premio del Festival de Cannes, el César de la Academia Francesa a la mejor película extranjera y el Goya a la mejor película europea.

Giorgio Cantarini hace un tiempo le contó a los medios italianos cómo fue que llegó a ser elegido para el papel de ‘Giosué’. Y es que el crédito se debe a que sus tíos encontraron en el periódico un anuncio que decía que buscaban a un niño para una película.

Al leer la descripción se dieron cuenta de que su sobrino encajaba perfectamente con el personaje. Ellos convencieron a los padres del pequeño para que hiciera una audición. Para ese ‘casting’ se presentaron más de mil aspirantes, sin embargo, fue Cantarini quien cautivó a Benigni y obtuvo el papel a sus cinco años.

En ese entonces, también contó que para Roberto fue un dilema tratar de encontrar la forma de contarle al pequeño de qué trataba la película. “Me lo contaron como un cuentito, que era una historia sobre buenos y malos”, comentó.

Asimismo, afirmó que entendió la profundidad de la película años después, cuando ya estaba más grande. “Fue duro ir procesando que había jugado a actuar algo que había ocurrido, el Holocausto”, aseguró.

¿Qué hace hoy?

Después de ‘La vida es bella’ se pudo ver al joven en otras cuatro películas, pero sus padres decidieron que mejor se enfocara en sus estudios, ya que Giorgio era demasiado pequeño para saber si la actuación era su vocación.

En el 2019, el actor le confesó a ‘El Mundo’ que “hasta los 18 quería ser futbolista. El cine era algo que me gustaba, pero podía haber terminado perfectamente en un campo de juego”.

También, añadió: “Después del colegio, siguiendo el consejo de Benigni, con el que siempre he estado en contacto y que todavía me invita a los estrenos o a tomar un helado, intenté entrar en el Centro Experimental de Cinematografía de Roma. Conseguí mi diploma en 2014”.

Durante estos años se ha presentado a diferentes ‘casting’ como actor. “Solo me voy a trabajos de calidad hoy. Tuve un pequeño papel en ‘Lamborghini’, ‘The Legend’, de ‘Bobby Moresco’, con Antonio Banderas y Alec Baldwin. Fue bonito volver a rodar a lo grande. Además, llevé al teatro ‘El montaplatos’, de Harold Pinter, con mi amigo Miguel Ángel Gobbo Díaz. Después, rodé como protagonista la serie de la ‘Rai Aus-Adopta un estudiante’”, contó.

Actualmente, a sus 30 años, su vida se divide en estar viajando entre Italia y Estados Unidos, ya que estudió en la New York Film Academy para poder, en un futuro, desempeñarse como director de cine.

(eltiempo.com)

 

 

 

Artículos relacionados

Continue to the category