Un insólito caso se conoció en las últimas horas en las redes sociales. Una mujer recibió una herencia de casi 9 millones de dólares de parte de su papá, pero por el momento no puede cobrarlos hasta que tenga un trabajo estable. Ella se niega a realizar el último deseo de su padre muerto y por eso recurrió a la Justicia para impugnar esa cláusula.

La protagonista de esta sorprendente historia es Clare Brown. Esta mujer, oriunda de Sydney, Australia, presentó una solicitud en la Justicia para no tener que cumplir con la condición que su difunto padre puso en su testamento para que pueda acceder a la suma millonaria que le corresponde como herencia.

En dicho testamento, el hombre dejó como última voluntad, y como condición, que la mujer debe conseguir un empleo. En caso de no poder lograrlo, también puede ofrecerse como voluntaria en alguna actividad que contribuya a la sociedad y así cobrará los millones.

Sin embargo, Clare se rehúsa a cumplir con ese deseo de su papá. Como argumento, la mujer asegura que padece de TDAH de alto funcionamiento (Trastorno por déficit de atención e hiperactividad) algo que, según alega, le impide mantener un trabajo estable a largo plazo.

(Crónica)

Comentarios Facebook