Un grupo de infantería israelí cruzó la madrugada de este viernes la valla electrificada en la frontera entre El Líbano y los territorios ocupados palestinos y se adentró en los territorios en disputa en Jalet al Mahafer, cerca de la localidad de Adaisseh, sin atreverse a traspasar la llamada Línea Azul, trazada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 2000 entre los territorios ocupados y El Líbano.

Entretanto, según ha informado en su cuenta de Twitter Ali Shoeib, reportera de la cadena libanesa de televisión Al-Manar, un motociclista del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) se enfrentó solo con los tanques israelíes Merkava, impidiéndoles avanzar más.

El suceso se produce luego de que las fuentes libanesas informaran de movimientos sospechosos de militares sionistas a lo largo de la frontera con El Líbano.

En este mismo contexto, el corresponsal de Al-Manar había informado previamente que 17 militantes sionistas, respaldados por dos tanques Merkava, se acercaron a la frontera con El Líbano e inspeccionaron el territorio libanés, pero abandonaron la zona una hora más tarde, sin llegar a traspasar la Línea Azul.

El régimen de Tel Aviv viola de manera repetitiva el espacio aéreo, marítimo y territorial de El Líbano, llevando a cabo tareas de reconocimiento y espionaje, actos que infringen la resolución 1701 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), la cual puso fin a la guerra entre Israel y El Líbano en 2006.

Ante tales incursiones, Beirut ha presentado en varias ocasiones denuncias ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para quejar las repetidas violaciones de la soberanía libanesa por parte de Israel; pero las transgresiones no han cesado.

(HispanTV)

Comentarios Facebook