El presidente de México achaca la sumisión de UE al poder hegemónico en los casos de Ucrania y Assange, mientras que se envalentona contra gobiernos progresistas.

“Miren lo que ocasionaron con la estrategia aplicada en la confrontación de Rusia con Ucrania, el daño que causaron, que están causando. Hasta sus mismos pueblos, con razón, se les están volteando porque es el pueblo el que sufre, por la inflación, por la escasez de alimentos, por un mal manejo político, por la carga ideológica”, ha ratificado este viernes el jefe de Estado mexicano, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), en reacción al papel de la Unión Europea (UE) en el conflicto de Ucrania.

La operación especial militar de Rusia en el territorio ucraniano, inició el 24 de febrero como consecuencia del aumento de la presencia militar de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en las fronteras rusas y la militarización de Ucrania. Tanto Estados Unidos como los países del bloque europeo han impuesto severas sanciones a Rusia, sobre todo en los campos petrolero y gasífero.

“Calladitos todos”, así declara AMLO postura de medios en caso de Assange

Por otro lado, López Obrador ha denunciado que la UE ha señalado al Gobierno mexicano de no respetar la libertad de expresión y de perseguir a los periodistas.

Sin embargo, “en el caso de Julian Assange [fundador de la plataforma digital WikiLeaks, quien publicó una gran cantidad de documentos sobre las invasiones de Estados Unidos a Afganistán e Irak, y reveló hechos sobre las operaciones de piratería de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de EE.UU.] no dicen nada, actúan como subordinados a los grupos de poder económico y poder político en el mundo”, ha reprochado.

Además, ha apuntado a los poderosos medios de comunicación por mantenerse “calladitos todos” ante esta coyuntura.

Assange fue entregado a la Policía del Reino Unido por el Gobierno ecuatoriano en abril de 2019, y desde entonces espera en la prisión británica de alta seguridad de Belmarsh por la conclusión del proceso de extradición, iniciado por la justicia norteamericana. No obstante, este viernes, el Reino Unido aprobó su extradición a Estados Unidos, donde enfrenta cargos de espionaje.

El fundador de WikiLeaks enfrenta a 17 cargos en Estados Unidos, y las imputaciones, que se penalizan con hasta 175 años de prisión, se relacionan con el acceso y la publicación de datos sobre abusos y supuestos crímenes de guerra de oficiales y autoridades estadounidenses en Irak y Afganistán y Guantánamo (Cuba).

(HispanTV)

Comentarios Facebook