El pasado sábado 25 de junio se contabilizó un saldo de 23 inmigrantes subsaharianos muertos tras un intento de ingresar al enclave español en África, Melilla, por la frontera con Marruecos.

Así lo informaron autoridades locales marroquíes, según reseñó AFP, en un balance actualizado al final de la jornada donde indican que otros 18 migrantes y un funcionario de la fuerza pública de Marruecos se encuentran bajo observación médica.

La masacre ocurrió cuando uniformados de la provincia de Nador, una ciudad fronteriza con Melilla, intentaron evitar con el uso de la violencia que los migrantes traspasasen la valla divisoria con Melilla.

Por otro lado, la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) advirtió sobre la necesidad de dar prioridad a la seguridad de los migrantes y refugiados, según reseñan agencias internacionales de noticias.

Al respecto, el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, agradeció la actuación de las fuerzas de seguridad de Marruecos por su actuación en la masacre y frustrar el ingreso de los migrantes africanos a Melilla. Sánchez, en una conferencia de prensa en Madrid, culpó a «mafias» de tráfico de personas, quienes provocaron un «asalto violento» a la zona fronteriza, según reseñó AFP.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook