Por lo menos 49 muertos y cerca de 34 heridos es el saldo preliminar que deja un motín en la madrugada de este 28 de junio en la cárcel de Tuluá, Valle del Cauca.

El hecho se presentó en el pabellón número 8, al parecer, en un intento de fuga en medio de un cambio de guardia. En el lugar, se presentó un incendio de grandes proporciones.

En el pabellón donde se presentaron los hechos habían 180 internos entre sindicados y condenados de mediana seguridad, según le dijo el general Tito Castellanos, director del Inpec, a Blu Radio.

Según Castellanos, todo empezó con una riña entre los propios privados de la libertad. Cuando los miembros del Inpec trataron de controlar el enfrentamiento, comenzaron a prenderles fuego a sus propios colchones. El director del Inpec aseguró que hubo un “efecto cascada” y las llamas se propagaron rápidamente por el pabellón 8.

El presidente Iván Duque lamentó los hechos ocurridos en el centro penitenciario y pidió al director del Inpec adelantar las investigaciones pertinentes para esclarecer el caso.

“Lamentamos los hechos ocurridos en la cárcel de Tuluá, Valle del Cauca. Estoy en contacto con el director del Inpec, general Tito Castellanos y he dado instrucciones para adelantar investigaciones que permitan esclarecer esta terrible situación. Mi solidaridad con las familias de las víctimas”, escribió Duque en su cuenta de Twitter.

(elcolombiano.com)

Comentarios Facebook