«El dato es muy grave. Lamento mucho esta situación». Así se ha expresado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al ser preguntado por el dato de inflación, que este mes de junio ha superado el 10% por primera vez en 37 años. Y para el jefe del Ejecutivo, la manera de abordarlo ahora es tomar medidas «de modo multilateral», es decir, hacer reformas en el plano internacional.

En declaraciones a TVE, Sánchez considera que el alza histórica de precios está provocada «en dos terceras partes» por el contexto en el que nos encontramos, con la guerra en Ucrania como telón de fondo. Y, en su opinión, decisiones tomadas por el presidente ruso, Vladimir Putin, como consecuencia del conflicto, como es el corte del suministro de gas a ciertos países europeos o el bloqueo a la exportación de cereales, es «otra forma de hacer la guerra».

«También las sanciones que estamos imponiendo a Putin tienen una contraparte y es una de las consecuencias que estamos sufriendo las economías europeas y la economía global», ha manifestado.

Y en este sentido, el presidente ve que en este contexto las medidas que ha puesto en marcha el Gobierno en los últimos meses y que se van a prorrogar a partir de este viernes -como la bonificación a la gasolina, el aumento del ingreso mínimo vital, los límites a la subida de alquileres- hasta final de año son «necesarias».

Para Sánchez, el dato de inflación muestra que también se tienen que seguir tomando medidas, pero en el plano «multilateral», como la propuesta del G-7 de poner un tope al precio del petróleo o la reforma del mercado eléctrico para «desacoplar la evolución del precio del gas de la factura de la luz».

«Desde el Gobierno de España estamos tomando medidas muy importantes para proteger con nuestros instrumentos, que no son suficientes, pero sí necesarios, este impacto en el coste de la vida que está teniendo la guerra», ha dicho.

(20minutos.es)

Comentarios Facebook