El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, tuvo un lapsus y confundió este jueves Suecia con Suiza durante la rueda de prensa con la que cerró su participación en la cumbre de la OTAN en Madrid.

Biden estaba hablando de la invitación formal de la OTAN a Suecia y Finlandia para que se adhieran a la Alianza y recordó cuando el presidente de Finlandia, Sauli Niinistö, le propuso telefonear a la primera ministra de Suecia, Magdalena Andersson, pero en ese momento se confundió de país.

“Recibí una llamada del líder de Finlandia diciendo si podría venir a verme. Y vino al día siguiente y me dijo ‘¿Respaldaría que mi país se una a la OTAN?’ Hablamos por teléfono y sugirió que llamáramos a la líder de Suiza, Suiza”.

“Dios mío, me estoy poniendo nervioso de verdad aquí sobre la expansión de la OTAN, de Suecia”, se autocorrigió.

No es raro que el presidente de EE.UU., de 79 años, tenga este tipo de lapsus y en el pasado él mismo ha admitido que es “una máquina de pifias”.

Quienes conocen a Biden sostienen que arrastra un tartamudeo desde la infancia que a veces le dificulta el discurso, y atribuyen a su carácter espontáneo y campechano algunos de los momentos más incómodos de su larga carrera política.

(EFE)

Comentarios Facebook