La presión política sin precedentes y las sanciones del Occidente colectivo empujan a Rusia y Bielorrusia a acelerar los procesos de unificación, declaró el presidente de Rusia, Vladímir Putin.

«La presión política y las sanciones sin precedentes del llamado ‘Occidente colectivo’ nos empuja a acelerar los procesos de unificación», dijo Putin en su discurso ante los participantes del Foro de Regiones de Rusia y Bielorrusia.

El presidente ruso señaló que «Rusia y Bielorrusia no solo mantienen, sino que multiplican las gloriosas tradiciones de fuerte amistad y asistencia mutua».

«Hemos conseguido alcanzar un nivel verdaderamente ejemplar de asociación y alianza estratégica, y el Estado de la Unión es un ejemplo de integración verdaderamente beneficiosa para ambas partes y en igualdad de condiciones», subrayó el mandatario.

(Sputnik)

Comentarios Facebook