La crisis ucraniana podría terminar de tres maneras diferentes, según declaró el exsecretario de Estado estadounidense Henry Kissinger a la revista ‘Spectator’.

En su opinión, el primer escenario implicaría que Rusia controlara la mayor parte de Donbás, con «importantes zonas industriales y agrícolas», así como «una franja de tierra a lo largo del mar Negro», lo que sería «una victoria para Moscú».

«Si se mantiene ahí, será una victoria, a pesar de todos los contratiempos que sufrieron al principio. Y el papel de la OTAN no habrá sido tan decisivo como se pensaba», explicó.

La segunda opción, como señaló el político estadounidense, implica un intento de «sacar a Rusia fuera» de Crimea, que se reunificó con ella mucho antes de la operación militar especial. El exsecretario de Estado estadounidense cree que este escenario podría conducir a una escalada del conflicto.

El tercer escenario, sugerido por Kissinger, quien también fue asesor de seguridad nacional del presidente Richard Nixon, prevé una vuelta a la situación anterior al 24 de febrero.

«Ucrania será rearmada y estará estrechamente vinculada a la OTAN, si no forma parte de ella. Las cuestiones restantes podrían dejarse para una negociación. Sería una situación que se congelaría durante un tiempo», dijo.

Por su parte, los expertos rusos destacan que Kissinger prioriza en vano el factor territorial en el fin de la operación especial ya que el discurso se centrará no en torno a la propiedad de ciertos territorios, sino en torno al estatus de Ucrania y a las garantías de seguridad para Rusia por parte de Kiev y de los comisarios occidentales de las autoridades ucranianas.

«Kissinger en vano da prioridad al factor territorial en la cuestión del fin de la operación especial: el diálogo entre Moscú y Occidente y Kiev se construirá sobre otros principios, las garantías de seguridad para Rusia. Todas las demás cuestiones: si Ucrania mantendrá la opción de un posible ingreso en la OTAN tras la operación especial, si los militares rusos se retirarán de los territorios liberados son de importancia secundaria», destaca Andréi Kortunov, director general del Consejo Ruso de Asuntos Internacionales citado por Vzglyad.

(Sputnik)

Comentarios Facebook