Autoridades estadounidenses confirmaron este miércoles el octavo fallecimiento de una de las víctimas del tiroteo acontecido durante el Día de la Independencia de ese país (4 de julio) en Highland Park, localizado en el estado de Illinois.

Según los reportes, el octavo deceso respondía al nombre de Eduardo Uvaldo de 69 años de edad, pereció en el Hospital de Evanston y las principales causas del deceso son las heridas recibidas por disparos de arma de fuego.

La alcaldesa de la ciudad, Nancy Rotering, ofreció una rueda de prensa el pasado martes donde informó sobre el séptimo deceso consecuencia del trágico incidente que ocasionó además cerca de una treintena de lesionados.

Este lunes fue capturado el principal sospechoso de la masacre, el joven de 22 años de nombre Robert E. Crimo III, quien posteriormente confesó haber realizado varios disparos con un rifle desde la azotea de una de los edificios contiguos la calle por donde pasaba el desfile.

Fechas antes del pasado 4 de julio, Crimo había posteado vídeos en sus redes sociales que se pueden interpretar como un adelanto a la masacre que supuestamente llevó a cabo.

La Organización No Gubernamental (ONG) The Gun Violence Archive contabilizó a este atroz hecho como el tiroteo masivo 309 llevado a cabo en los Estados Unidos en lo que va de 2022 y la decimoquinta masacre del año en ese país.

(teleSUR)

 

Comentarios Facebook