La noche de este 6 de julio, fue asesinado un venezolano identificado como Juan Rendile Pulgar, en un hecho acaecido en el municipio Ciénaga del Departamento de Magdalena (Colombia) que implicó varios disparos y heridas de arma blanca.

Según informes de medios locales, cuatro personas cuya identidad todavía no se ha establecido, se habrían escabullido en la vivienda de Rendile, localizada en una zona rural de la población de Cordobita, y una vez dentro, le propinaron varios balazos y heridas de consideración con un machete, que le produjeron la muerte de manera casi inmediata.

Tras el crimen, los sujetos aparentemente habrían huido del sector y no pudieron ser identificados por la oscuridad reinante.

Sin embargo, de acuerdo con los relatos de la prensa, el cuerpo del venezolano fue hallado por un vecino, que acudió a su casa para pedirle un favor y se topó con su cadáver ensangrentado.

«Cuando entré a la casa y fui en búsqueda de él para que me prestara algunas herramientas, lo hallé sin vida y con múltiples heridas de tiro y machete. Hasta el momento no sabemos qué pudo haber pasado», dijo el hombre a los periodistas, a cambio de que no revelaran su identidad por temor a represalias.

Así las cosas, no quedó claro cómo se determinó que el crimen lo habían perpetrado cuatro personas que huyeron en medio de la noche sin que nadie las identificara ni por qué esta escena –o el sonido de los disparos– no despertó la curiosidad de los vecinos, pues lo que se dijo es que el cuerpo lo encontró una persona que aparentemente desconocía lo que había sucedido, aunque manifestó que era un labriego local.

La Policía de Santa Marta aseguró a los medios que habían iniciado las entrevistas de campo y la recolección de evidencias para esclarecer el móvil y las circunstancias del homicidio.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook