El actual papa emérito, Benedicto XVI, ha sido víctima de una noticia falsa. El autor del ‘fake news’ ha sido el periodista italiano Tommasso Debenedetti, quien se hizo pasar por el presidente de la Conferencia de Obispos de Alemania, Georg Bätzing, para informar de su supuesta muerte.

A los problemas de salud que aquejan a Joseph Aloisius Ratzinger, de 95 años y conocido a nivel mundial por su nombre eclesiástico, Benedicto XVI, se le suman los ‘fake news’.

Luego de nueve años de abandonar el trono de San Pedro, el nonagenario se ha vuelto tendencia en Twitter por un bulo que hizo circular el periodista italiano Tommasso Debenedetti, quien desde la presunta cuenta en Twitter del presidente de la Conferencia de Obispos de Alemania, Georg Bätzing, informó de su fallecimiento.

Varios periodistas se hicieron eco de esta información e incluso algunos medios. Sin embargo, el silencio del Vaticano hizo sonar las alarmas de un bulo. Pero el mal ya estaba hecho, lo que explica que tras años alejado del foco mediático, Benedicto XVI sea una vez más tendencia.

El camino a Roma

Benedicto XVI nació en Marktl, Alemania, el 16 de abril de 1927. Fue, desde 2005 hasta 2013, el papa número 265 de la Iglesia católica y el séptimo soberano de la Ciudad del Vaticano. Antes de llegar al máximo cargo, Ratzinger ocupó el cargo de arzobispo de Múnich y Frisinga y posteriormente fue nombrado por el papa Pablo VI cardenal.

Tras la muerte del papa Juan Pablo II, Ratzinger estaba entre los favoritos, por lo que su elección al segundo día del conclave no fue una sorpresa para nadie.

(Sputnik)

 

Comentarios Facebook