Las autoridades de Francia desalojaron a 10.000 personas en el departamento de Gironda (suroeste) debido al avance de dos incendios forestales que arrasaron más de 5.000 hectáreas, informó el canal televisivo ‘BFMTV’.

El 14 de julio por la tarde las autoridades habían ordenado la evacuación de 4.000 habitantes de la localidad de Cazaux.

Antes se había declarado la alerta roja en Gironda por los incendios forestales. 

La situación se agrava por la ola de calor que se registra en Francia desde principios de semana.

(Sputnik)

Comentarios Facebook