Un adolescente de 17 años de edad fue detenido en Apure por agentes del Cicpc porque presuntamente cometió un homicidio.

El muchacho, apodado El Reibel, supuestamente asesinó a José Gregorio Hurtado (50) golpeándolo con un palo, desmembró el cadáver empleando un machete y lo lanzó a una fosa improvisada, según las investigaciones del Cicpc.

Los restos de Hurtado fueron desenterrados por agentes del Cicpc en el fundo Mi Querencia, ubicado en Arichuna (Apure). Allí trabajó El Reibel durante un mes, tiempo en el cual presuntamente sufrió abusos sexuales por parte de Hurtado, de acuerdo a lo que el adolescente declaró ante los funcionarios de la policía científica.

Pero después de retirarse de ese trabajo, volvió una noche y encontró durmiendo a su antiguo patrono. Lo atacó con un palo hasta causarle la muerte; posteriormente arrastró el cuerpo para picarlo y enterrarlo.    

El detenido fue entregado al Ministerio Público. 

(Eligio Rojas / Últimas Noticias)

Comentarios Facebook