Irán estaría aumentando el suministro de un tipo de crudo clave hacia Venezuela, con el objetivo de impulsar la productividad de las refinerías de nuestro país y así liberar el petróleo nacional para las exportaciones.

Según un reporte de la agencia internacional Reuters, ambas naciones en los últimos años habrían fortalecido su cooperación energética, promoviendo de esta forma el intercambio de gasolina iraní por petróleo pesado venezolano y otros productos básicos.

Irán, además, estaría colaborando con Venezuela en lo referente a la asistencia técnica y al suministro de piezas de refinería. Este intercambio habría crecido particularmente desde el mes de mayo de este año, luego de que los dos países, sancionados por los Estados Unidos, firmaran un contrato para renovar la refinería El Palito.

De acuerdo con Reuters, la estatal Petróleos de Venezuela SA (Pdvsa) recibirá solo en julio 4 millones de barriles de crudo pesado iraní. Esto representaría un aumento significativo, tomando en cuenta los 1,07 millones de barriles importados en el mes de junio.

Los cargamentos llegarían a puertos venezolanos a finales de este mes, a bordo de los superpetroleros iraníes Herby y Serena. El objetivo de Pdvsa sería refinar el crudo iraní para aumentar la producción de combustibles para motores. De igual forma, la estatal está procurando liberar sus grados más ligeros (entre estos el Merey) para mezclarlos y exportarlos.

La estatal actualmente estaría importando un aproximado de 2 millones de barriles por mes de condensado iraní. Esto habría permitido impulsar la producción de mezclas exportables.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook