Thomas Lane, expolicía de Mineápolis que acompañaba al entonces agente Derek Chauvin cuando asfixió al afroamericano George Floyd en 2020, fue condenado hoy a 2,5 años de cárcel que cumplirá en una prisión federal, por haber violado los derechos civiles de la víctima.

La sentencia del tribunal federal llega después de que en febrero fuera declarado culpable junto con otros dos compañeros de violar los derechos civiles de Floyd al no ayudarle, mientras Chauvin presionaba su rodilla contra el cuello y la espalda de Floyd, quien estaba esposado y acostado boca abajo, durante más de nueve minutos.

En el proceso estatal que enfrentaba Lane en paralelo, el exagente llegó a un acuerdo en mayo pasado con la fiscalía y se declaró culpable de incitar a un homicidio involuntario. Con ello evitó ser juzgado por un tribunal estatal en Minesota, aunque la sentencia fruto del acuerdo se dictará presumiblemente en otoño.

Según explicaron medios locales, el juez federal aseguró hoy que Lane tuvo un «papel mínimo» en el incidente, que es una persona con un «carácter sobresaliente» y contó que recibió 145 cartas en apoyo a Lane, una cantidad inusual.

Además de la sentencia de cárcel, el expolicía –que se negó a declarar ante el tribunal- deberá pagar una multa por un monto aún por determinar y será puesto en libertad supervisada durante dos años después de cumplir su condena.

En el juicio sí que habló el hermano de la víctima: «Nuestra familia fue sentenciada a muerte el 25 de mayo (de 2020), nunca recuperaremos a George», dijo Philonise Floyd.

A diferencia de Lane, los otros dos expolicías que estaban con Chauvin cuando mató a Floyd, Tou Thao y Alexander Kueng, serán juzgados también por un tribunal estatal.

La muerte de Floyd desencadenó una ola de protestas y disturbios raciales en Estados Unidos inédita desde el asesinato de Martin Luther King, en 1968.

Lane, un agente novato que estaba en su cuarto día de trabajo, sujetó las piernas de Floyd durante el arresto, mientras Kueng sujetaba su torso y Thao estaba cerca y retenía a una multitud de transeúntes.

Chauvin fue condenado el año pasado por asesinato y homicidio involuntario en un juicio estatal y fue sentenciado a más de 22 años de prisión.

Además, se declaró culpable de los cargos federales de violar los derechos civiles de Floyd en diciembre y fue sentenciado a 21 años de prisión, una sentencia que se ejecutará simultáneamente con su sentencia estatal.

(EFE)

Comentarios Facebook