Un combatiente de la República Popular de Donetsk, liberado tras haber permanecido como prisionero de las fuerzas ucranianas, relató su experiencia en cautiverio y aseguró haber sido víctima de torturas.

«Nos trajeron desnudos, estábamos en calzoncillos», recordó el hombre, precisando que los hechos ocurrieron a finales de marzo, cuando las temperaturas todavía eran bajas. «Por supuesto, a nadie le importó. Nos golpeaban violentamente y nos insultaban», denunció.

«Teníamos las manos atadas atrás. Teníamos vendas sobre nuestros ojos, no podíamos ver nada», declaró el exprisionero. «Se podría decir que estábamos tirados en el sótano como si fuéramos verduras. Golpeados, algunos estaban heridos», agregó.

(RT)

Comentarios Facebook