Ante el aumento de los casos de la viruela del mono en todo el mundo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió este sábado clasificar el brote como una emergencia sanitaria global.

Clasificar una enfermedad como una emergencia de salud pública de importancia internacional es el nivel de alerta más alto de la agencia de salud de la ONU. «Tenemos un brote que se ha extendido por todo el mundo rápidamente, a través de nuevos modos de transmisión sobre los que sabemos muy poco», dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

La designación significa que la OMS ve al brote como una amenaza lo suficientemente importante para la salud mundial que requiere una respuesta internacional coordinada para evitar una mayor propagación del virus e impedir que se convierta en una pandemia. Asimismo, con esta medida el organismo internacional solo puede emitir orientaciones y recomendaciones a los países, no mandatos.

Según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés), hasta este viernes se registró un total de 16.538 casos confirmados de la viruela del mono en 74 países. Alrededor del 98 % de ellos fueron identificados en naciones donde la enfermedad no es endémica.

Los datos de los CDC muestran que España es la más afectada con 3.125 casos, seguido por EE.UU. (2.592), Alemania (2.268), Reino Unido (2.208) y Francia (1.567).

En la región latinoamericana, la mayor cantidad de contagios hasta el momento se han registrado en Brasil (592), Perú (143), Chile (20) y Colombia, con 10.

(RT)

Comentarios Facebook