Roger Waters, exbajista de la banda Pink Floyd, protagonizó una aireada polémica Michael Smerconish, presentador de la cadena estadounidense CNN, en razón de lo que consideró opiniones poco calificadas del entrevistador sobre la guerra en Ucrania y las tensiones en Taiwán.

«Esta guerra es básicamente sobre la acción y la reacción de la OTAN empujando hacia la frontera rusa, lo que prometieron que no harían cuando Gorbachov negoció la retirada de la Unión Soviética de toda Europa del Este», señaló Waters en razón de la guerra que se libra en Ucrania.

Ante esto, Smerconish pretendió defender el papel de Estados Unidos como «salvador» del mundo y ante la queja del músico, que se manifestó en contra de ese parecer, apeló a la carta de la Segunda Guerra Mundial, otro recurso que fue agudamente rebatido por el intérprete, que recordó que la incorporación estadounidense en el conflicto solo se produjo tras el ataque de Pearl Harbor.

«Gracias a Dios, para entonces, los rusos ya habían casi ganado la maldita guerra. No olvides que 23 millones de rusos murieron protegiéndonos a ti y a mí de la amenaza nazi», puntualizó.

El periodista intentó llevar el debate hacia la guerra en Ucrania y, de nuevo, Waters desmontó a su contraparte y le sugirió que leyera «un poco más» sobre los temas sobre los que pretendía opinar.

«Te sugiero, Michael, que vayas y leas un poco más y luego trates de averiguar qué harán los Estados Unidos si los chinos pusieran misiles con armas nucleares en México y Canadá», comparó.

Sin enunciarlo, Smerconish admitió la derrota y abandonó la discusión sobre la guerra proxy entre la OTAN y Rusia que se libra en suelo ucraniano, en pos de las crecientes tensiones en Taiwán.

Infortunadamente para él, tampoco salió bien librado, pues el bajista, conocido por sus posiciones antiimperialistas, echó mano nuevamente de la historia para dejar en evidencia al presentador, quien adujo que mientras ellos conversaban sobre estos asuntos, China estaba «rodeando» a Taiwán.

«No están rodeando Taiwán: Taiwán es parte de China y eso ha sido absolutamente aceptado por toda la comunidad internacional desde 1948, y si no sabes eso, no estás leyendo lo suficiente. Ve y lee sobre eso. (…). Estás creyendo tu propia propaganda, la propaganda de tu lado», replicó.

Ante este nuevo revés, el periodista trató de reconducir la discusión hacia el terreno de los derechos humanos, para lo cual aseguró que China estaba «en la parte superior de la lista de delincuentes» y fustigó a Waters de culpar «siempre» a Occidente por los males del mundo.

Empero, el roquero no se quedó atrás. No solo respondió que China estaba en la parte superior de la lista de Smerconish –es decir, de la OTAN–, sino que le echó en cara las violaciones a los derechos humanos cometidas por el ejército estadounidense en Irak.

«Los chinos no invadieron Irak y no mataron un millón de personas en 2003. (…) Espera un minuto, ¿a quiénes han invadido, asesinado y masacrado los chinos?», contravino.

Además valoró como «tontería» que, en dichos del presentador, Beijing masacraba a su población. «¡Tonterías! es una tontería absoluta, una completa tontería. Deberías irte y leer», sentenció.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook