A raíz del eventual restablecimiento de relaciones con Venezuela y el nuevo Gobierno de Gustavo Petro, en RCN Mundo visitamos lo que es hoy el consulado del país vecino en Colombia, ubicado sobre la autopista norte con calle 103, en Bogotá.

El panorama no es otro que el de un predio vandalizado, desalojado en su totalidad por habitantes en condición de calle, según nos relataron los habitantes del sector, quienes en cierto momento se habían apoderado del espacio que, a diferencia de los otros predios ubicados en las ciudades de Barranquilla, Medellín y Bucaramanga, sí es propio del Gobierno venezolano.

Se evidencian rastros de malezas, vidrios rotos, escombros y a eso hay que agregarle un incendio del edificio el 18 de abril de este año, el cual, de acuerdo a oficiales de Bomberos de Bogotá, se dio tras una fogata propiciada por habitantes de calle que dormían ahí todas las noches, mientras el predio estaba desprotegido.

«Este se volvió un espacio muy inseguro, los policías tienen que hacer guardia 24 horas porque hay mucho habitante de calle que suele venir y hospedarse ahí, por eso mismo fue que pusieron a prestar guardia a los policías porque tuvieron que sacarlos a todos porque eran muchos, ahora hay vigilancia de la policía en lo que queda del consulado de Venezuela”, indicó uno de los vecinos del sector.

De igual modo, otro indicó en RCN Mundo que, “otro problema es que justamente se convirtió en la ‘esquina del terror’ ya que no hay iluminación en esa zona y a eso se juntan las obras de mantenimiento que están haciendo sobre la autopista norte que reduce el paso peatonal, algo que los delincuentes aprovechan para en horas de la noche cometer hurtos y lesiones a quienes por allí transiten”.

(rcnradio.com)

 

Comentarios Facebook