El Ministerio de Exteriores de Rusia catalogó los ataques de las tropas de Volodímir Zelenski a la central de Zaporiyia como «terrorismo nuclear».

«Las tropas ucranianas atacaron varias veces el territorio de la central nuclear de Zaporiyia en los últimos días, lo cual es un acto de terrorismo nuclear», dijo el portavoz adjunto de la Cancillería rusa, Iván Necháev, en una comparecencia ante la prensa.

Este 11 de agosto las autoridades de la provincia de Zaporiyia, en el sureste de Ucrania, informaron que la defensa antiaérea repelió otro ataque de Zelenski con drones y cohetes contra la central nuclear.

Necháev advirtió que los bombardeos del régimen podrían causar una catástrofe nuclear peor al accidente en la central de Chernóbil.

El diplomático comunicó también que este 11 de agosto el Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá, a instancias de Rusia, para abordar los ataques de Zelenski contra la central nuclear de Zaporiyia.

«Esperamos que la comunidad internacional y las estructuras internacionales pertinentes presten la debida atención a la catastrófica situación», apostilló.

Moscú, subrayó, aboga por un viaje de inspección de los expertos del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) a la central nuclear. La ONU, denunció Necháev, frustró en junio la misión del OIEA que debía ir a Ucrania.

Las fuerzas militares de Rusia protegen la planta nuclear desde marzo para impedir la sustracción de materiales radiactivos y los ataques de las tropas de Zelenski.

El territorio de la central de seis reactores, que es operada por personal ucraniano, fue blanco de varios bombardeos del régimen de Kiev.

Intercambio de prisioneros entre Rusia y EEUU

Moscú insta a Washington a no especular sobre el tema del intercambio de prisioneros, declaró el vicedirector del departamento de Información y Prensa de la Cancillería rusa, Iván Necháev.

«Llamamos a Estados Unidos a no especular sobre un tema delicado que afecta el destino de determinadas personas, así como a renunciar a tentativas condenadas al fracaso de ejercer presión sobre nosotros», afirmó Necháev.

Moscú, continuó, también insta a Washington a dedicarse al trabajo práctico a través de los canales establecidos, ya que de otro modo no será posible obtener resultado alguno.

El diplomático lamentó que EEUU prefiera hacer declaraciones ante la prensa en vez de un diálogo profesional no público.

Según los medios estadounidenses, Washington ofrece a Moscú intercambiar a la jugadora de baloncesto estadounidense Brittney Griner y a Paul Whelan, arrestado por cargos de espionaje, por el empresario ruso Víktor Bout.

La cadena de noticias CNN informó días antes que el Kremlin solicitó a la Casa Blanca que le proporcionara a cambio de Griner y Whelan a un segundo prisionero ruso, Vadim Krásikov.

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, declaró este 6 de agosto que Moscú está dispuesto a dialogar con Washington sobre un posible intercambio de prisioneros y «hay un canal especial acordado por los presidentes e independientemente de lo que alguien declare en público, no ha perdido actualidad».

No hay contradicciones irresolubles en negociaciones sobre el PAIC

No hay contradicciones irresolubles en las negociaciones sobre el restablecimiento del Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) sobre el programa nuclear de Irán, es muy probable que se logre un resultado positivo, dijo el vicedirector del departamento de Información y Prensa de la Cancillería rusa.

«A nuestro juicio, es muy probable lograr un resultado positivo en las negociaciones, no hay contradicciones irresolubles entre los actores clave», declaró.

El diplomático al mismo tiempo señaló que se estudia el texto del acuerdo final sobre el PAIC difundido por la UE y es prematuro instar a aprobarlo lo más rápido posible.

«El portavoz de Exteriores de la UE, Peter Stano, el 9 de agosto se permitió presentar las cosas como si los participantes de las negociaciones de Viena estuvieran ante una opción radical: aceptar el proyecto del acuerdo elaborado por el coordinador de la UE o constar el fracaso de las negociaciones», refirió.

Necháev recordó que la comisión mixta del PAIC no ha aprobado ninguna decisión al respecto ni facultó a nadie para emitir veredictos.

«El Servicio Europeo de Acción Exterior se apresuró a hacer conclusiones», resumió.

Viena acoge desde el año pasado negociaciones entre los firmantes del PAIC para revivir el acuerdo nuclear. En diciembre de 2021, las partes llegaron a un acuerdo sobre dos proyectos de convenio, que incluían las posiciones de Irán. El 31 de diciembre las negociaciones se interrumpieron por las fiestas del Año Nuevo.

El 3 de enero el diálogo se reanudó, y según el negociador iraní, Ali Bagheri Kani, se desarrollaba exitosamente. Pero el representante del Departamento de Estado de EEUU, Ned Price, evaluó como «modesto» el avance logrado e instó a Teherán a mostrar una actitud más seria. Tras el regreso de las partes a sus capitales, a finales de marzo, las negociaciones se estancaron. La Cancillería de Irán culpó de eso a la Administración estadounidense.

La siguiente ronda de las negociaciones se celebró en Catar entre el 29 y el 30 de junio.

El proceso negociador se reanudó el jueves de la semana pasada, cuando los jefes de todas las delegaciones arribaron a la capital austriaca.

(Sputnik)

Comentarios Facebook