Rusia gana en los mercados de la energía, consiguiendo la oportunidad de hacer frente a las sanciones occidentales, mientras que la UE puede enfrentarse a una crisis energética en el otoño boreal que afectaría a los consumidores y a las empresas, escribe Javier Blas, columnista de ‘Bloomberg’.

Blas apuntó que en julio la producción de petróleo del país euroasiático volvió a los niveles observados antes de la operación militar especial en Ucrania, con una media de unos 10,8 millones de barriles diarios.

«Rusia ha encontrado nuevos clientes para el aproximadamente millón de barriles diarios que las refinerías de petróleo europeas han dejado de comprar debido a las autosanciones», escribió el columnista que se especializa en energía y materias primas.

La mayor parte de ese crudo se dirige a Asia —en particular a la India—, así como a Turquía y a otros lugares de Oriente Medio, especificó.

Blas afirmó que, dado que el crudo Brent ronda los 100 dólares por barril y que Rusia puede ofrecer menores descuentos, el país recibe enormes fondos. «Las sanciones energéticas contra Moscú no funcionan», sentenció.

Además, el especialista destacó el éxito político de Rusia, ya que en marzo y abril los políticos occidentales pensaron que la OPEP, liderada por Arabia Saudí y los EAU, abandonaría su alianza con Rusia, pero ha ocurrido lo contrario. Según Blas, a pesar de la gira del mandatario estadounidense, Joe Biden, a Oriente Medio, el presidente ruso, Vladímir Putin, mantuvo su influencia dentro de la alianza OPEP+.

El columnista enfatizó que el presidente ruso puede permitirse renunciar a los ingresos restringiendo las ventas de gas natural a Europa, mientras que el viejo continente se prepara para un aumento masivo de los precios de la energía al por menor y una posible escasez.

«En público, los gobiernos europeos siguen decididos a desprenderse de la energía rusa. En privado, deben estar reconociendo las dificultades de la postura que amenaza con infligir sus economías. Putin está ganando la batalla energética», concluyó.

(Sputnik)

Comentarios Facebook