España cerró el mes de julio con una inflación de 10,8% interanual, la tasa más alta desde septiembre de 1984, según informó el Instituto Nacional de Estadística (INE).

«La tasa anual del Índice de Precios de Consumo (IPC) general en el mes de julio es del 10,8% (…) seis décimas por encima de la registrada el mes anterior y la más alta desde septiembre de 1984», señaló el INE en un comunicado.

De esta forma, el órgano estadístico corrobora el dato adelantado que ofreció el pasado 29 de julio, donde, ya se anticipaba el nivel de inflación actual, que encadena dos meses consecutivos con dos dígitos.

El grupo con más influencia en la tendencia alcista de los precios es el de la vivienda, que sube un 23% en tasa interanual por la subida de los precios de la electricidad y, en menor medida, del gas, detalló el INE.

Además, los alimentos y las bebidas no alcohólicas cuestan un 13,5% más que hace un año, algo que el INE atribuye a «las subidas de precios generalizadas en todos sus componentes».

Por su parte, el coste del Transporte registró un aumento de 16,2% interanual, «tres puntos inferior al mes anterior, causada por el descenso del precio de los carburantes y lubricantes».

(sputniknews)

Comentarios Facebook