El número de personas que perdieron la vida por el incendio ocurrido el 14 de agosto en un centro comercial de Ereván, ascendió a siete, informó el portavoz del Ministerio de Emergencias de Armenia, Aik Kostanián. 

«El cuerpo de otro fallecido fue sacado de entre los escombros. Hasta el momento, la cifra de muertos alcanzó los siete», publicó Kostanián en sus redes sociales. 

Según los datos actualizados, la explosión dejó 62 heridos y todavía se desconoce el paradero de 20 personas, entre las que hay cuatro ciudadanos de Irán, incluido un niño de seis años. 

«Teniendo en cuenta las llamadas recibidas por el servicio de rescate 911, 20 personas se pueden considerar desaparecidas, incluidos los ciudadanos iraníes Mejdi Tajreri, Vanián Saki nacido en 2016, Edras Saki del año 2002 y Kiuma Saki, de 1972», indicó el ministerio. 

En la lista de desaparecidos también se encuentra una mujer rusa nacida en 1959. 

El 14 de agosto, hacia la 13:23 hora local (GMT+4), un incendio se desató en el centro comercial Surmalu, ubicado en el sur de la capital armenia, tras la detonación de artículos pirotécnicos que estaban ahí almacenados. 

Una parte del edificio colapsó por el impacto de la explosión y varios pabellones quedaron destruidos. 

La operación del desescombro, en la que se implicaron unos 70 socorristas profesionales y voluntarios, se prolongó por toda la noche y sigue en curso. 

Hace un año y medio, al propietario del local se le impuso una multa por presuntas infracciones de las medidas de seguridad contra incendios. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook