Tras las reuniones del Grupo de Amistad Parlamentaria México-Venezuela celebradas este viernes en Caracas, el diputado mexicano José Fernández opinó que el exdiputado Juan Guaidó –autoproclamado presidente interino en 2019 con la venia de Washington– «no representa nada» dentro de la política interna venezolana, pero su posición ha facilitado el expolio de activos de la República en el extranjero por parte de los Estados Unidos.

«No es un cerco diplomático, es una agresión infame y canalla del gobierno de Estados Unidos a la hermana República Bolivariana de Venezuela, que ha implicado francos robos, como es Citgo», que cuenta con «tres refinerías en Estados Unidos y más de 5.500 estaciones de servicio», así como «un sufrimiento terrible» para el pueblo venezolano, dijo en una comparecencia ante la prensa desde el Palacio Federal Legislativo.

Fernández comparó la apuesta de Guaidó con la de otros políticos opositores como Timoteo Zambrano, miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Asamblea Nacional de Venezuela, quien cuestiona que en las conversaciones asentadas en México –suspendidas desde el pasado octubre– se «vende (…) un conflicto inexistente en Venezuela».

En acuerdo con Zambrano, aseguró que en su visita pudo constatar «la normalidad política, social y económica que se está desarrollando a pesar de las duras condiciones de presión exterior que vive el pueblo venezolano».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook