La tarde del miércoles 17 de agosto un joven larense identificado como Henry José Bravo Barcos (24) resultó asesinado por sujetos que abordaron el carro en el que se movilizaba en la vía de Girardot que conduce a Nariño, Cundinamarca, Colombia.

El venezolano se trasladaba a Cúcuta. Posteriormente pasaría la frontera para visitar a parientes en Barquisimeto; sin embargo, aproximadamente a las 2:00 a.m. unos individuos en motos lo sorprendieron con armas de fuego. 

Según Actualidad Informativa, fuentes consultadas revelaron que el criollo estaba acompañado por su suegra y el chofer del auto que habían arrendado para el viaje hasta Norte de Santander, pero saliendo de Las Acacias, cerca de la entrada a Pozo Azul, los malhechores impactaron al muchacho, quien cayó en el pavimento. 

Funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación del (CTI) de la Fiscalía y Unidades de Reacción Inmediata (URI) de Girardot iniciaron las averiguaciones para dar con la identificación y ubicación de los responsables del crimen.  

Las autoridades presumen que los delincuentes estaban al tanto de que Henry José llevaba una considerable cantidad de dinero en efectivo, ya que en días anteriores vendió su moto para ir a visitar a su familia, principalmente a su madre, que estaría con dificultades de salud. 

El fallecido habitaba en el norte de Girardot con su esposa e hijo de unos 2 años de edad, además laboraba en una distribuidora de cerveza en la referida jurisdicción.  

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook