España cerró el mes de agosto con una inflación de 10,4%, tasa de dos dígitos por tercer mes consecutivo, según un informe del Instituto Nacional de Estadística.

«El indicador adelantado del IPC [Índice de Precios de Consumo] sitúa su variación anual en el 10,4%», señaló la institución.

Los grupos con más influencia en la tendencia alcista de los precios son, entre otros, la electricidad, los alimentos, la restauración y los paquetes turísticos, añade el organismo.

Con esta evolución, la inflación en España encadena tres meses consecutivos por encima del 10%, las peores cifras en décadas. En junio el IPC escaló a 10,2%, en julio aceleró a 10,8%.

En cuanto al Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA), la tasa anual se situó en agosto en 10,3%, cuatro décimas inferior a la registrada en julio.

Según el artículo publicado en el diario norteamerican The Forbes, la inflación en Europa, en países como el Reino Unido y Alemania, es incluso peor que en México. Y la razón son las sanciones rusas sobre la energía como castigo por su operación especial en Ucrania, que a su vez desencadenaron una enorme subida de los precios de las materias primas y alimentos que ha perjudicado más a la economía europea.

(Sputnik)

Comentarios Facebook