Después de que su preocupante estado de salud tenga a todos pendientes, la reina Isabel II ha reaparecido en Escocia. La monarca, de 96 años, sigue en el palacio de Balmoral, donde se traslado a medidos de verano para pasar sus tradicionales vacaciones en familia. Allí se le han ido uniendo sus hijos, los duques de Cambridge y sus tres bisnietos, aunque no ha sido posible el reencuentro con el príncipe Harry y Meghan Markle, que ayer presidieron el acto de apertura de la One Young World 2022 Manchester Summit, y declinaron la invitación del príncipe Carlos de alojarse con ellos.

Las últimas imágenes que teníamos de Isabel II eran precisamente de mediados de julio, cuando inauguraba las nuevas instalaciones de Thames Hospice junto a su hija, la princesa Ana. En este lapso de tiempo de mes y medio, llama la atención la fragilidad de la soberana, que evidenciaría un empeoramiento de su salud. Este martes 6 de septiembre ha recibido la renuncia de Boris Johnson, tras lo que ha encargado a Liz Tuss, la nueva Primera Ministra del Reino Unido, la formación de la próxima Administración del Gobierno. Se trata de un acto conocido como ‘besamanos’, que se resume realmente en una reverencia seguida de un apretón de manos, que históricamente ha tenido lugar siempre en Buckingham, pero los médicos de la reina han recomendado que evite desplazamientos para que no afecte a su salud.

Comentarios Facebook

Después de anunciar el cambio de ubicación de la recepción de Liz Tuss, Buckingham anunciaba la ausencia de Isabel II en otra cita oficial a la que nunca había faltado en todo su reinado: el Braemar Gathering, el acto central de los Highland Games, en Escocia. La reina delegaba en su hijo, el príncipe Carlos, la labor de presidirlo este pasado 3 de septiembre, junto a su esposa Camilla, la princesa Ana y su marido, Timothy Laurence.

La reina Isabel II ha visto reducida su agenda considerablemente en los últimos meses. En octubre, se cumple un año de una breve hospitalización a finales de octubre de la que solo trascendió que se le practicaron unos «exámenes preliminares», y tiempo después, en febrero de este año, se contagió de Covid-19, revelando que la dejó «exhausta» e incidió negativamente en su delicada salud. Estas circunstancias sumaron en su contra y no pudo disfrutar plenamente de los festejos del Jubileo de Platino, en junio, donde solo tuvo apariciones puntuales.

(Lecturas)

 

Comentarios Facebook