El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, afirmó que en caso de perder las elecciones de octubre dejará la política, posibilidad que nunca había barajado hasta la fecha.

«Si esa es la voluntad de Dios, yo continúo; si no, entrego la banda presidencial y me retiro, porque con mi edad no tengo nada más que hacer aquí en la Tierra si se acaba este paso por la política el 31 de diciembre de este año», declaró en entrevista a un grupo de podcasts conservadores, según recoge el diario Folha de Sao Paulo.

Hasta ahora, Bolsonaro nunca había hablado tan abiertamente de la posibilidad de aceptar pacíficamente una derrota electoral, ya que en varias ocasiones llegó a decir que «solo Dios» lo apartaría del sillón presidencial.

Aún así, durante la entrevista, Bolsonaro habló en varias ocasiones de la necesidad de garantizar «elecciones limpias», sin explicar qué indicios hay de que eso no vaya a ocurrir.

El presidente brasileño también pidió disculpas por algunas declaraciones del pasado, como cuando dijo «¿qué quieres que haga? no soy sepulturero» en respuesta a una pregunta sobre las muertes provocadas por el COVID-19.

«Perdí la línea, me arrepiento», confesó sobre este episodio concreto el líder de la ultraderecha, que añadió que en el último año su comportamiento cambió y que su cargo es un continuo aprendizaje.

Las elecciones de Brasil se celebrarán el 2 de octubre, y el mandatario elegido en las urnas tomará posesión el 1 de enero; el expresidente Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2011) parte como favorito en todas las encuestas.

(Sputnik)

Comentarios Facebook