El candidato a la Presidencia de Brasil, Lula da Silva, aseguró que la Unión Europea (UE) debió ser un punto de equilibrio para que las negociaciones de paz entre Rusia y Ucrania llegaran a un acuerdo mutuo.

Aunque cree que el bloque europeo es una herencia importante de la tradición democrática internacional, el exmandatario brasileño lamentó que el conflicto en Ucrania ya se haya prolongado durante casi siete meses, sin que ninguna de las partes pueda llegar a una solución.

Lula Da Silva consideró que «se necesitaba hablar más» y «se necesitaba más seriedad» para que la Unión Europea (UE) asumiera un papel verdadero como mediador entre Kiev y Moscú, cuyas tensiones comenzaron desde 2014, cuando las regiones del Donbás —donde la mayor parte de la población es rusa— fueron atacadas por las fuerzas armadas ucranianas.

«Veo poca gente hablando de paz y mucha gente hablando de venta de armas«, dijo el candidato del Partido de los Trabajadores.

«Para mí, la Unión Europea representa una herencia de la democracia. Sin embargo, creo que la Unión Europea cometió un error al ceder con demasiada facilidad en la cuestión de la guerra entre Rusia y Ucrania», agregó.

En agosto, Lula da Silva propuso que los BRICS, bloque económica integrado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, intervinieran en el conflicto en Europa del Este para tratar de estimular el diálogo y poner fin a las tensiones armadas.

El candidato presidencial del país sudamericano ya se ha reunido con diplomáticos de Kiev y de Moscú para alimentar un posible acuerdo, específicamente con los embajadores de Rusia, India y Sudáfrica en Brasil.

Da Silva también sostuvo conversaciones con personal diplomático de Francia, Alemania, Suiza, Países Bajos y Polonia

(Sputnik)

Comentarios Facebook