El sistema de refrigeración de la central nuclear de Zaporozhie, ubicada en la ciudad de Energodar, en una región controlada por las fuerzas rusas, resultó dañado por un ataque de las Fuerzas Armadas de Ucrania, denunció este miércoles Vladímir Rógov, miembro del consejo principal de la nueva administración militar y civil de la región de Zaporozhie.

Además, la ofensiva provocó daños a unos transformadores de la central y en un aparellaje eléctrico abierto. Los militares ucranianos quieren provocar una situación en la que la planta no pueda estar en funcionamiento, declaró Rógov.

Previamente, este miércoles, la administración de la cuidad de Energodar señaló que la central nuclear fue bombardeada por las Fuerzas Armadas ucranianas el 21 de septiembre durante la madrugada. En este primer reporte del día, comunicó que el equipo de comunicaciones de una de las unidades de potencia resultó dañado, lo que provocó un corte de energía temporal.

(RT)

Comentarios Facebook