El corresponsal de RT Murad Gazdíev, que se encontraba en un hotel en la ciudad de Jersón atacado este domingo por las fuerzas ucranianas, revela los detalles de las secuelas de lo que las autoridades locales calificaron como acto de terrorismo.

Las imágenes captadas muestran habitaciones destruidas, en las que «las paredes apenas se mantienen en pie en el interior».

Además, en una de las habitaciones todavía hay una persona atrapada. Los servicios de emergencia ya están tratando de ayudar.

El ataque, realizado mediante el uso de un lanzamisiles HIMARS, dejó al menos 2 personas muertas. Uno de ellos es el exdiputado ucraniano Alekséi Zhuravko, el político que criticó el golpe de Estado del 2014 en Ucrania y apoyó la operación militar rusa.

(RT)
Comentarios Facebook