El filósofo y analista político Miguel Ángel Pérez Pirela, en su programa Desde Donde Sea, aseguró que la relativa falta de estridencia en las recientes declaraciones del jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, contra Rusia, puede atribuirse al creciente descontento en los países del bloque.

En este sentido, recordó que desde hace semanas, los ciudadanos se han volcado a las calles para protestar contra el alza de los alimentos y la energía, así como para pedir el fin de la guerra.

Comentarios Facebook

En ese orden refirió que hace pocas jornadas, el propio Borrell reconoció que «la tentación de abandonar [el apoyo a Ucrania] está en parte de la sociedad europea. Quieren acabar con la guerra porque no se pueden soportar las consecuencias, los precios», si bien luego dijo que Bruselas tenía que «acabar con esa mentalidad».

El comunicador subrayó que a pesar de su posición dentro de la estructura de la Unión Europea, este funcionario ha sido un apologista de la tesis de derrotar a Rusia en el campo de batalla y de cerrar la puerta a cualquier solución negociada, aunque ello implique el sufrimiento del pueblo ucraniano, cuyos intereses dice defender.

«Voy a ver qué van a hacer Borrell y la señora Von der Leyen, cuando el pueblo europeo salga a la calle a protestar», advirtió.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook
center>