En la tarde del sábado 24 de septiembre en el barrio Bello Horizonte en el municipio de Villeta en Cundinamarca, Colombia, un hombre recibió una fuerte descarga eléctrica luego de que un cable de baja tensión se desprendiera de un poste.

Según se conoció, al afectado se le advirtió sobre el problema de electricidad, pero él no tomó precaución y por poco pierde la vida. Lo que dicen los vecinos de la zona es que un ave provocó el desprendimiento del cable que quedó en el andén y cuando el ciudadano movió la moto hizo corto y recibió el impacto.

Según se ve en un video difundido en redes sociales, el hombre trata de mover la moto, pero de repente explotó y salieron chispas, el impacto lo hizo caer al piso con su vehículo.

Al lugar corrió el sobrino de la víctima para sacarlo del circuito y evitar que si se incendiaba se quemara o se volviera a electrocutar. Los vecinos le indicaban que era peligroso que lo ayudara, pero el menor dijo, «de lo que me han enseñado en el colegio, yo sé que había que agarrarlo de un lugar que no me traspasara la energía. Lo primero que hice fue tomarlo de la ropa».

En medio de la tragedia, el motorizado fue enviado de urgencias al hospital Salazar de Villeta donde está fuera de peligro. Según información preliminar del caso, la víctima tiene quemaduras de segundo grado en la mano y otras de primer grado en la espalda.

A consideración de los profesionales de la salud, el motorizado fue enviado a un hospital de Bogotá para descartar problemas en los órganos.

Mientras tanto, el niño que lo ayudó, Joan Sebastián Solano, fue declarado «héroe» en las redes sociales. El pequeño le dijo a un medio local que, cuando vean a una persona que necesita de uno, hay que hacer lo posible para ayudar a la gente: «Si uno puede y está al alcance de uno, intentar ayudar siempre y no quedarse mirando».

(RCN)

Comentarios Facebook