Las cuatro fugas en los gasoductos Nord Stream en el mar Báltico fueron causadas por explosiones submarinas que equivalen a “cientos de kilos” de TNT, indicó el viernes un informe oficial de Suecia y Dinamarca entregado a la ONU. 

“La magnitud de las explosiones fue medida respectivamente a 2,3 y 2,1 en la escala de Richter, es decir, probablemente el equivalente a una carga explosiva de cientos de kilos”, informaron los dos países escandinavos en un comunicado al Consejo de Seguridad de la ONU, que se reúne el viernes para abordar este tema en Nueva York a instancias de Rusia. 

“Todas las informaciones disponibles indican que estas explosiones son consecuencia de un acto deliberado”, escriben Suecia y Dinamarca en su carta dirigida al secretario general de la ONU, sin señalar a un eventual responsable. 

La fuente y el autor de las explosiones siguen siendo un misterio. Washington y Moscú se acusan recíprocamente de ser los responsables. 

(AFP) 

Comentarios Facebook